Páginas vistas en total

7 abr. 2013

DIA 1: CONFERENCIA EN LA UNIVERSIDAD DE TONGJI

Llegamos el día 1 de abril a las 8:00 de la mañana con un jet-lag importante. El día anterior nos comunicaron que nos adelantaban la fecha de la conferencia. En lugar de darla el día 2 de abril a las 18.00h, esta tendría lugar a las 15.00h del mismo día 1.
La primera decisión fue intentar no dormirnos, evitando así el riesgo de despiste y la consiguiente falta de sincronización con el horario local.
Espesos como estábamos nos citamos con alguien que nos conduciría a la universidad a las 13.30. Como era de esperar vinieron a recogernos en taxi, cosa normal en Shanghái pero no exenta de anécdotas curiosas.
A las 14.00 horas nos citamos con el profesor Wang Ye que nos enseñó el Campus y la Escuela de Arquitectura. La verdad es que quedé gratamente impresionada de las instalaciones de los talleres y del programa de estudios que incluía frecuentes visitas al extranjero y charlas de profesores invitados.

Escenas en la Universidad de Tongji: La Cafeteria, El Campus, Exteriores del Edificio D, Los talleres
Intercambiamos regalos (libros, catálogos y tarjetas de visita) y tras una breve charla en la sala de profesores nos dirigimos al aula donde la clase tendría lugar.
Primera experiencia temporal: la profesora de la clase anterior soltó a los alumnos una hora más tarde, a pesar de los continuos wasapp que el profesor responsable de la clase siguiente, el profesor Zhang le mandaba cada 5 minutos.
Una vez dentro mi espesura era ya considerable, y la de los alumnos. Después de haber dormido solo 3h y con todo el cansancio acumulado, decidí hacer uso de mis fichas para leer parte del contenido en inglés de la charla ante un público de unos 300 estudiantes chinos de 1º de arquitectura y de arquitectura y arte.
Yo no puedo juzgar si fue bien o mal lo que si se, es que muchos tomaron apuntes y se fijaron en las citas de artistas famosos que incluí para articular el discurso.
Nota curiosa fue el murmullo general ante una diapositiva que contenía la imagen del urinario de Duchamp. Ante tal estruendo pregunté si ya lo conocían a lo que afirmaron al unísono con un rotundo “yes”.
El profesor parecía contento e interesado por el tema que según él, estaba muy en la línea de su asignatura. La profesora anterior mostró su interés igualmente de manera bastante entusiasta.
Después de la clase nos invitaron a un té en la cafetería (monísima) y charlamos sobre la arquitectura en la universidad y sobre futuras colaboraciones.
Professor Wang Ye y Professor Zhang Jianlong en la Tongji University
Con el ojo pegado ya regresamos al hotel. Eran las 19.30 horas. A base de 50 tés aguantamos hasta las 21.00h. ¡Primera misión cumplida!