Páginas vistas en total

24 nov. 2014

ARTRISTRA EN MIAMI_DIA 10

Por fin sale el sol en Miami. Yo ya creía que era un mito, y he de decir que ahora sí que veo de utilidad el aire acondicionado.
Pelle se ha levantado con ganas de ver naturaleza (ya ves tú) y me ha arrastrado hasta los Everglades porque quiere ver caimanes.
A la que recorremos en coche la distancia desde el hotel hasta allí el paisaje se asemeja a Fargo pero en versión tropical.
A todo esto no paran de sonar villancicos en la radio como pistoletazo de salida navideño previo al black friday y a acción de gracias o Thanksgiving o como dicen aquí los cubanos, San Guivín.
Caminito a los Everglades

Ni que decir tiene que a mi la visita me gustó poco, pero el empeño de los alemanes es intenso. Ya podemos decir que nos hemos deslizado por los manglares, eso sí rodeados de chinos y de otra fauna. De regreso paramos en Miami Beach para desayunar, que es básicamente como desayunar en Benidorm. Aún así nos han dicho que antes era peor, era más como desayunar en la Malvarrosa.
En mi observación particular de la fauna, me han llamado más la atención las lagartijas que los caimanes. Aquí las lagartijas son suicidas, es decir, es como si esperaran el paso de un humano para atravesar corriendo la acera. Además las jodias saltan, pero no cualquier cosa, saltan como un saltamontes, (chapulín o grasshopper en la lengua autóctona). De su carácter suicida están las aceras llenas de muestras.
Por fin regresamos a Wynwood, ahora si conocemos a Mike en su galería con un suelo de color blanco inmaculado recién remozado. Como en un picnic, nos disponemos a charlar todos descalzos en la galería para no fastidiar el suelo antes de tiempo. Al fondo, una artista nicaragüense montaba su instalación con unas piezas muy interesantes.
Tras la charla con Mike nos dirigimos a tomar algo. En poco tiempo la noche cayó y nos encontramos en una terraza con vistas a la bahía cenando, porque aunque solo eran las seis de la tarde parecían las nueve de la noche y todo el mundo lo hacía.
Mañana volvemos a Madrid, así que daré por cerrado este primer episodio americano, esperando que no sea el último.
Parafraseando a Arnold en Terminator, "I'll be back"


ARTRISTRA EN MIAMI_DIA 9

Como no hemos podido cerrar todos los temas, tenemos algunos deberes de fin de semana. Hoy nos hemos movilizado a la periferia para visitar un sitio de montaje de paneles que trabajan con artistas para Art Bassel. No sabemos lo que le sucedía al encargado porque estaba película gótico, nada que ver con Iván, un señor muy agradable de una tienda de enmarcados que encontramos en territorio comanche.
En cuestión de 5 minutos Iván opinó de la obra, de las posibilidades de la enmarcacion y de más zarandajas al mismo tiempo que nos contó su pasado como galerista, negocio que perdió tras un divorcio y una operación grave. En definitiva, hizo lo que tan a menudo pasa en España, que a la que te metes en un pequeño comercio te cuentan su vida. 
Pero volvamos al sábado. Hemos quedado con Adriana una señora de origen colombiano que regenta una fundación. Instalados en su espacio aun sin montar, tuvimos una conversación muy animada con ella en el que ambas reflexionamos sobre la manera de aproximarse a los asentamientos urbanos desde un punto de vista europeo y americano. Adriana está muy interesada en la interdisciplinaridad entre arte y arquitectura, arte y sociedad, y por supuesto nuevos medios. 
Encontramos muchos puntos para debatir y la charla se tornó tremendamente interesante. De hecho Adriana había defendido su tesis hacía unos meses y lo tenía todo fresco. 
El caso es que ella que se dedica principalmente a la crítica y a lo que aquí denominan acción curato rival, se lamentó de la vacuidad del panorama de Miami al mismo tiempo que ambas dos acabamos invocando la memoria de Marcel Duchamp. Naturalmente he simplificado bastante.
En cualquier caso el sábado nos deja un gran sabor de boca de nuevo.
Wynwood 
Regresamos a Wynwood para ver a un galerista amigo de Amparo y que a la sazón es arquitecto. Cuando llegamos nos encontramos su galería cerrada de la cual emanaba un fuerte olor a disolvente. Máxima alerta previa a Art Bassel, acababan de echar el epoxi en el suelo y todos acabaron con dolor de cabeza. La cita se pospone a mañana domingo.

ARTRISTRA EN MIAMI_DIA 8

Hoy el día no es que esté lluvioso, es que raya lo desagradable. El viento hace que la lluvia azote el cuerpo desde todos los ángulos posibles. Es como si unas ráfagas de aire cónico hicieran un remolino de agua dirigida al cuerpo sorteando con éxito el paraguas. De esa guisa nos vamos al PAMM.
Acompañados por Ana que nos va a presentar al director, aterrizamos en uno de los edificios más cucos de Miami, (lo cual no es difícil).
El PAMM o Pérez Art Museum Miami, es una institución público privada, que organiza una serie de eventos y exposiciones muy interesantes en Miami.
Mientras esperábamos, nos hemos dado una vuelta por la tienda del museo que es una maravilla, repleta de todo tipo de pijadas y abalorios inútiles y a cual más cool.
En el momento en que el director tuvo un hueco, están a tope ante la inminencia de Art Bassel, nos atendió muy amablemente pudiendo hablar con él unos minutos.
Tras la visita Pelle marchó al otro lado de la ciudad a una visita de negocios y yo me quedé con Ana visitando el museo.
En el pórtico del PAMM
Por la tarde, nos dirigimos a Wynwood a visitar una galería con un concepto muy joven, cuyo socio nos explicó con detalle la realidad inmobiliaria de la zona y como habían evolucionado los precios de las naves, una locura.
Tras comer algo en uno de los locales típicos de la zona (muy cool, con comiditas pseudo orgánicas pero rápidas), marchamos a Coconut Grove a ver a Teresa, una galerista de Miami. 
Tras esa reunión fuimos a cenar por el centro en el restaurante Bugatti, en muy buena compañía.


ARTRISTRA EN MIAMI_DIA 7

Hoy es un día importante. Tengo muchas visitas pero sobre todo, tengo una entrevista por la tarde con Babacar Mbow el director del MOCA.
El señor Mbow es senegalés y fue fichado hace unos años para dar un giro a la política museistica de esta ciudad y parece que poco a poco lo está logrando. 
Primero contextualizaré un poco de que estamos hablando. Miami ahora mismo es un centro de arte importante a nivel mundial, pero muchos lo acusan de carecer de contenido, lo cual no está exento de cierta razón. Miami cuenta con infinidad de galerías y centros de arte, se organiza una feria tan importante como art Bassel y otras ferias anexas a la anterior. Digamos que en Miami el arte gira en torno al negocio de los galeristas sin casi instituciones que hagan de contrapeso.
Y ahí es donde el trabajo del señor Mbow está brillando, ya que aparte de conseguir llevar adelante proyectos interesantes, está tratando de que el museo realice una acción educativa en la sociedad con el telón de fondo del arte para lograr su propósito.
A las 16.00h como un clavo estábamos en el museo dispuestos a hablar con él. Sus ayudantes nos dijeron que el señor Mbow estaba en una entrevista en la radio y que se demoraría un poco. Nos condujeron a la sala de juntas y nos ofrecieron bebida (agua, café) y ahí esperamos observando una gran biblioteca de catálogos de artistas ordenada alfabéticamente.

En las tripas del MOCCA
Cuando llegó el señor Mbow pidiendo disculpas efusivamente, una ayudante entró con el dispuesta a tomar notas de la reunión. 
Al poco de comenzar a hablar con él quedé completamente fascinada. Se nota que ha sido profesor porque con un discurso muy bueno conectó las distintas tradiciones culturales con la sociología de la imagen y su impacto transformador en la sociedad futura. Nos contó anécdotas de como intenta reeducar a los americanos para alejarlos de la visión materialista del mundo, por nuestra parte le deseamos mucha suerte en su faceta evangelizadora aunque nuestras caras rezumaban pesimismo.
Al final tuvimos una conversación relativa a la posición que estaba tomando Europa en el mundo y respecto al arte, yo creo que conectamos. Reímos, nos indignamos y nos lamentamos juntos de algunas cosas prometiéndonos que seguiríamos luchando.
Al final se despidió de mi dándome un fuerte abrazo, muy afectuoso.

ARTRISTRA EN MIAMI_DIA 6

En vista del fiasco de los taxis nos dirigimos hacia la empresa de coches de alquiler tras haber reservado uno previamente por Internet. El único problema del plan es tener que llegar hasta allí. En el hotel preguntamos por un taxi y claro, eso es una entelequia. Nos dicen que de llamarlo nada de nada, porque no van, y que mejor lo cojemos nosotros por la calle. Eso o también podemos cojer el troley que va al centro.
Según cruzamos la calle vimos pasar un troley y ante la incertidumbre del concepto taxi maimense ahí que nos subimos. El troley consiste en un microbús de madera que va a dos por hora puesto por el condado de forma gratuita para gente sin coche... Es decir para los parias. Quizá por eso son gratuitos. 
Preguntamos a la conductora si pasaba por un punto del centro y tardó unos segundos en contestar, lo cual ya nos inquietó. Al cabo de un rato soltó un lacónico "cerca". Por alguna razón, sin conexión a Internet la geolocalización del iPad nos iba marcando el camino (este Obama nos tiene vigilados). Pues bien acercándonos a nuestro destino el troley decide desviar el trayecto alejándonos de nuevo. Pelle se pone nervioso, se levanta y pregunta de nuevo. Desconozco el contenido de la pregunta y de la respuesta, pero el caso es que nos bajamos dispuestos a caminar el tramo restante. Como no, al cabo de tres calles pudimos observar como nuestro troley regresando sobre sus pasos, nos adelantaba en dirección a nuestro destino.
Troley maimense
Por lo demás el día ha transcurrido con mucho trabajo. Muchas visitas y de noche invitación a un evento de cine español en Miami. Afortunadamente, ya con coche.
Vestidos con ropa de calle y sin poder pasar por el hotel, aparecimos en el evento. La persona que nos había invitado nos incluyó entre los VIP y tuvimos que hacernos una foto en la alfombra roja de esa guisa.
Como no al interior del teatro la temperatura estaba en modo nevera. Se presentaba la película "la vida inesperada" tras la cual se contaba con la presencia de la guionista de la película que no es otra que Elvira Lindo.
La película para quien no la conozca habla de la emigración y de la idiosincrasia del latino y/o español en una ciudad como Nueva York. Esa temática en un teatro plagado de latinos asentados en EEUU, se ve que caló hondo.
Tras la peli, Elvira Lindo acompañada de una presentadora de Univisión comenzaron un coloquio en el que se contestaban preguntas del público. Todas las preguntas se formularon en español pero paradójicamente Elvira Lindo las contestó en inglés.¿? Todo el mundo alabó su inglés ¿¿?? Y todos tan contentos dedicados a darse vaselina mutuamente. El momento más tenso se produjo cuando dos chicas jóvenes se arrancarona felicitar a Elvira Lindo al grito de "hemos crecido leyendo Manolito Gafotas". Parece que a la susodicha eso no le calló bien porque se le torció el gesto (suponemos que por la alusión implícita a su edad). En cualquier caso la contestación de la escritora (en inglés) fue que sus libros eran el referente cultural de una generación de españoles. Ahí queda eso.
Después coctail con catering de 100 montaditos que no estamos para dispendios y al hotel, que mañana hay mucho curro.

23 nov. 2014

ARTRISTRA EN MIAMI_DIA 5

Siento el retraso a la hora de escribir, pero si NY nos tenía ocupados, Miami más. Ya estamos en Miami con mucho trabajo por delante. No hace bueno en absoluto y en los interiores te pelas de frío. La cosa funciona así: el aire acondicionado esta siempre conectado en función congelar. La temperatura exterior es irrelevante.
Tal como nos han comentado, aquí la gente se viste para ir a los sitios, es decir para congelarse bajo un chorro de aire. Lo que ocurre es que si fuera se está a más de 30 grados, la congelación se tolera.
La proximidad de Art Bassel se respira en el aire. Hay mucho movimiento y parece que toda la ciudad se involucra en la feria. Al mismo tiempo y para rizar el rizo, la feria del libro ya está en marcha.
Tenemos programadas varias visitas a galerías situadas en diversos lugares de la ciudad y aquí las distancias no son las de Nueva York. Además el transporte público ni está ni se lo espera. Por esa razón decidimos realizar nuestras travesías a golpe de taxi costara lo que costara.

Wynwood con tiempo regulero

Cogemos un taxi hasta la zona de Wynwood, una zona de antiguos galpones otrora dedicados a la industria textil, reconvertidos en locales de diseño y en su mayoría galerías. Se trataba de una zona industrial un poco degradada que al se colonizada por la comunidad artística de Miami, ha incrementado su precio sin perder esa esencia grafitera de naves que rezuman color. Durante el día hay mucha vida y actividad, a pesar del tiempo lluvioso que nos ha tocado.
Tras la primera entrevista nos encontramos con la realidad del mundo taxi en Miami y aquí comienza la aventura llama del día. No hay apenas taxis y los que hay solo van al centro y al aeropuerto. Decidimos andar hasta una zona más transitada y tras una larga espera, por fin un taxi accede, porque esa es otra, si tienes la suerte de pillar uno igual no quiere llevarte. 
En consecuencia, llegamos tarde a la siguiente cita, a pesar de lo cual el dueño de la galería nos recibe con gran amabilidad.
Tras una larga conversación muy amena, el galería ta nos ofrece llamar a un taxi y nos explica que es mejor alquilar un coche. Llama al taxi y desde el teléfono le aseguran que en 5 o 10 minutos llegará uno. Media hora después vuelve a llamar y le dicen que se demorará un poco más. Tres cuartos de hora después la señora de la galería se marcha y el galerista llama de nuevo. 
Le explican que es que ninguno ha pasado por la zona y que solo van si alguno pasa cerca y esta libre, con lo que no pueden garantizar que llegue ninguno. 
En un alarde de infinita generosidad y amabilidad el galería ta nos deja en el hotel con su coche tras jurarle a él y a nosotros mismos que mañana alquilaríamos uno.

19 nov. 2014

ARTRISTTRA EN NUEVA YORK_DIA 4

Hoy el día ha amanecido con sol y el lengüetazo de la ola de frío polar. La gente va con la capucha abrochada, no digo más.
Mi indumentaria neoyorquina en estos días ha consistido en un doble abrigo, que en si mismo es casi como una piel de oso, botas y demás ropa de abrigo junto con una bufanda tipo cinta de Moebius que Pelle no dudo en calificar como "ese Guggenheim que llevas en el cuello". Este equipo que parece cualquier cosa, nada tiene que envidiar al de Admundsen.


Además de estos temas el día de hoy ha resultado muy interesante. Hemos tenido una reunión con la American Asociation of Fine Arts en la sede que tienen cerca de Naciones Unidas. Nos han atendido dos mujeres encantadoras y  educadísimas que nos han explicado cual es la función de su institución en el panorama museístico americano. 
Llevándonos muy buenos consejos, nos hemos ido a comer antes de marchar al aeropuerto rumbo a Miami. Ya hay ganas de desprenderse de la piel de oso.

17 nov. 2014

ARTRISTRA EN NUEVA YORK_DIA 3

Hoy nos a caído la mundial. Se ha pasado el día lloviendo a mares y no para. 
Sin embargo a pesar de la meteorología ha sido uno de los días más divertidos que hemos pasado aquí. Hemos conocido a mucha gente a cual más variopinta, y he de decir que con eso hemos cubierto la práctica totalidad de las tipologías humanas que uno se puede encontrar. Desde Midtown a Chelsea, pasado por el Financial district hasta Williamsburg, donde nos han tratado muy amablemente. En definitiva, el día de hoy ha sido como un especial de los Morancos.
En contraposición a ese arco iris humano, el escenario no ha podido ser más gris. Para muestra una imagen del Empire a la luz de las nubes.


Mañana se nos presenta otro día movidito, con emigración a Miami incluida. 

ARTRISTRA EN NUEVA YORK_DIA 2

El tiempo aquí en Nueva York sigue sin acompañar. El frío se intensifica según anochece y para el lunes parece que lloverá. Hoy por ser domingo la ciudad se ha levantado igual que ayer, con un montón de gente en pos del desayuno que ofrecen las infinitas cafeterías que van ocupando los huecos que dejan antiguos negocios. 
Nuestro plan hoy es regresar para aclarar algunos temas que se quedaron pendientes con Juan y tener una cita en la galería de Fred Torres en Chelsea.
Pues bien, a pesar del frío nos acercamos andando a la galería y para hacer tiempo nos tomamos un te. Al llegar la galería, como es lógico en domingo estaba chapada, lo malo es que no había timbre ni visos de que nadie nos fuera a contestar. Lo que viene siendo el clásico plantón de toda la vida.
Lo bueno ha sido volver por el High LIne, que a estas alturas del año ha cambiado el verde por una gama de amarillos ocres, naranjas y rojos alucinantes.


Además de regreso hemos cenado en el Morimoto al que fuimos por primera vez hace cuatro años, y que es uno de los mejores japoneses de NY según dicen. El plus es que el diseño del local corrió a cargo de Tadao Ando.  La carta ha cambiado ligeramente, el restaurante sigue igual pero los que hemos cambiado más somos nosotros. La camarera que nos atendió estaba muy ansiosa por sorprendernos con las creaciones del chef, pero estaba difícil la cosa. Tanto Pelle como yo coincidimos en que el Miyama de Madrid es mucho mejor. Parte del problema es la materia prima, porque no se que le pasa al marisco americano, pero no sabe a nada. 
En un momento dado ante un tobanyaki peculiar, la camarera pregunto directamente que que nos parecía y Pelle que siempre da más información de la que se le pide, le dijo que "diferente" por no decir insípido. Le dijo que éramos de Madrid y que que allí era diferente lo cual a la camarera no le dijo nada, porque estos neoyorquinos creen que no hay vida más allá del Hudson.
Todo al final es experiencia además mientras escribo estas líneas nos ha entrado un email de Fred Torres disculpándose y reeditando la cita para hoy.  Mañana más.

15 nov. 2014

ARTRISTRA EN NUEVA YORK_DIA 1

Lamento la tardanza después de tan jaleado anuncio por mi parte, pero la verdad es que entre el avión y el trancazo que ha decido acompañarme durante la travesía, aun no había tenido ni tiempo ni fuerzas para escribir estas líneas. Además no se que tiene Nueva York que no te importa cuantas veces se visite, es una ciudad que te atrapa y te empuja a patear sus calles sin importar el frío, que en estos días parece intenso.
Como prometí voy a contaros el día a día de tan azarosa empresa que tal como pensábamos iba a ser titánica, por no decir imposible. El día no ha resultado fructífero pero si muy ilustrativo. Hoy nos hemos reunido con Juan Puntes director de la White Box. Con el hemos estado hablando de lo divino y lo humano hasta el punto de tener que correr para llegar a la siguiente cita (a la que hemos llegado imperdonablemente tarde) con Nacho Valle en la Y Gallerie. Afortunadamente ambos se encontraban ubicados en la zona de que va entre el lower east side y la antigua little Italy, una zona llena de pequeñas galerías con propuestas interesantes. 
Ya de vuelta hemos pasado por el Rockefeller Center y he fotografiado lo que a mi me han resultado dos curiosidades del Manhattan de esta época del año:
Un trozo de calzada sin gente, la ciudad esta como el metro de Hong Kong en hora punta y el arbolito de este año cubierto de andamios. En definitiva, dos anomalías de esas que tanto me gustas. Ahí van:



Asfalt island





Añadir leyenda

13 nov. 2014

ARTRISTRA EN NUEVA YORK _DIA 0

Cargamento_Imagen, 2014_Mariasun Salgado
Ahí que marcho con la maleta llena de librillos y trastos varios camino Nueva York - Miami.
Esa es la primera prueba: hacer una maleta para ir mona pero informal en una franja térmica que va desde los -10ºC a los 36ºC, o lo que es lo mismo, de la bota a la sandalia sin solución de continuidad.
Esta es la primera entrega de esta experiencia que no se en que terminará, pero bueno o malo pretendo contarlo todo. Viva la transparencia!!!