Páginas vistas en total

24 nov. 2014

ARTRISTRA EN MIAMI_DIA 6

En vista del fiasco de los taxis nos dirigimos hacia la empresa de coches de alquiler tras haber reservado uno previamente por Internet. El único problema del plan es tener que llegar hasta allí. En el hotel preguntamos por un taxi y claro, eso es una entelequia. Nos dicen que de llamarlo nada de nada, porque no van, y que mejor lo cojemos nosotros por la calle. Eso o también podemos cojer el troley que va al centro.
Según cruzamos la calle vimos pasar un troley y ante la incertidumbre del concepto taxi maimense ahí que nos subimos. El troley consiste en un microbús de madera que va a dos por hora puesto por el condado de forma gratuita para gente sin coche... Es decir para los parias. Quizá por eso son gratuitos. 
Preguntamos a la conductora si pasaba por un punto del centro y tardó unos segundos en contestar, lo cual ya nos inquietó. Al cabo de un rato soltó un lacónico "cerca". Por alguna razón, sin conexión a Internet la geolocalización del iPad nos iba marcando el camino (este Obama nos tiene vigilados). Pues bien acercándonos a nuestro destino el troley decide desviar el trayecto alejándonos de nuevo. Pelle se pone nervioso, se levanta y pregunta de nuevo. Desconozco el contenido de la pregunta y de la respuesta, pero el caso es que nos bajamos dispuestos a caminar el tramo restante. Como no, al cabo de tres calles pudimos observar como nuestro troley regresando sobre sus pasos, nos adelantaba en dirección a nuestro destino.
Troley maimense
Por lo demás el día ha transcurrido con mucho trabajo. Muchas visitas y de noche invitación a un evento de cine español en Miami. Afortunadamente, ya con coche.
Vestidos con ropa de calle y sin poder pasar por el hotel, aparecimos en el evento. La persona que nos había invitado nos incluyó entre los VIP y tuvimos que hacernos una foto en la alfombra roja de esa guisa.
Como no al interior del teatro la temperatura estaba en modo nevera. Se presentaba la película "la vida inesperada" tras la cual se contaba con la presencia de la guionista de la película que no es otra que Elvira Lindo.
La película para quien no la conozca habla de la emigración y de la idiosincrasia del latino y/o español en una ciudad como Nueva York. Esa temática en un teatro plagado de latinos asentados en EEUU, se ve que caló hondo.
Tras la peli, Elvira Lindo acompañada de una presentadora de Univisión comenzaron un coloquio en el que se contestaban preguntas del público. Todas las preguntas se formularon en español pero paradójicamente Elvira Lindo las contestó en inglés.¿? Todo el mundo alabó su inglés ¿¿?? Y todos tan contentos dedicados a darse vaselina mutuamente. El momento más tenso se produjo cuando dos chicas jóvenes se arrancarona felicitar a Elvira Lindo al grito de "hemos crecido leyendo Manolito Gafotas". Parece que a la susodicha eso no le calló bien porque se le torció el gesto (suponemos que por la alusión implícita a su edad). En cualquier caso la contestación de la escritora (en inglés) fue que sus libros eran el referente cultural de una generación de españoles. Ahí queda eso.
Después coctail con catering de 100 montaditos que no estamos para dispendios y al hotel, que mañana hay mucho curro.