Páginas vistas en total

17 nov. 2014

ARTRISTRA EN NUEVA YORK_DIA 2

El tiempo aquí en Nueva York sigue sin acompañar. El frío se intensifica según anochece y para el lunes parece que lloverá. Hoy por ser domingo la ciudad se ha levantado igual que ayer, con un montón de gente en pos del desayuno que ofrecen las infinitas cafeterías que van ocupando los huecos que dejan antiguos negocios. 
Nuestro plan hoy es regresar para aclarar algunos temas que se quedaron pendientes con Juan y tener una cita en la galería de Fred Torres en Chelsea.
Pues bien, a pesar del frío nos acercamos andando a la galería y para hacer tiempo nos tomamos un te. Al llegar la galería, como es lógico en domingo estaba chapada, lo malo es que no había timbre ni visos de que nadie nos fuera a contestar. Lo que viene siendo el clásico plantón de toda la vida.
Lo bueno ha sido volver por el High LIne, que a estas alturas del año ha cambiado el verde por una gama de amarillos ocres, naranjas y rojos alucinantes.


Además de regreso hemos cenado en el Morimoto al que fuimos por primera vez hace cuatro años, y que es uno de los mejores japoneses de NY según dicen. El plus es que el diseño del local corrió a cargo de Tadao Ando.  La carta ha cambiado ligeramente, el restaurante sigue igual pero los que hemos cambiado más somos nosotros. La camarera que nos atendió estaba muy ansiosa por sorprendernos con las creaciones del chef, pero estaba difícil la cosa. Tanto Pelle como yo coincidimos en que el Miyama de Madrid es mucho mejor. Parte del problema es la materia prima, porque no se que le pasa al marisco americano, pero no sabe a nada. 
En un momento dado ante un tobanyaki peculiar, la camarera pregunto directamente que que nos parecía y Pelle que siempre da más información de la que se le pide, le dijo que "diferente" por no decir insípido. Le dijo que éramos de Madrid y que que allí era diferente lo cual a la camarera no le dijo nada, porque estos neoyorquinos creen que no hay vida más allá del Hudson.
Todo al final es experiencia además mientras escribo estas líneas nos ha entrado un email de Fred Torres disculpándose y reeditando la cita para hoy.  Mañana más.